sábado, 24 de septiembre de 2016

Ruta del vino del Bierzo, León

Considerado como uno de los caminos más interesantes del enoturismo de España, la Ruta del vino del Bierzo, en León,  es un recorrido por las tierras de El Bierzo, un espacios que tiene las mejores características para la producción de un exquisito vino.

Gracias a su situación geográfica en esta ruta el viajero podrá degustar los mejores caldos con características propias debido a la peculiaridad del terreno protegido además de las adversidades del clima.

Diferentes bodegas pueden visitarse en la Ruta del vino del Bierzo, como la Bodega Alberto Ledo, Bodega Cuatro Pasos, Bodegas Estefanía- Tilenus y las Bodegas y Viñedos Castro Ventosa, entre otras.

En cada una de ellas los visitantes pueden disfrutar de catas comentadas, degustaciones, visitas guiadas y adquirir vinos y productos de la región. Situada en el noroeste de la provincia de León, la comarca de El Bierzo tiene buenas conexiones por la carretera que une Madrid y Galicia siendo posible visitar localidades leonesas interesantes como Ponferrada, Villafranca del Bierzo, Cacabelos, Carucedo y Carracedelo entre otras.


En esta maravillosa ruta enoturística el viajero podrá descubrir los secretos de la cata y también conocer los viñedos, pero también tendrá la oportunidad de descubrir un rico patrimonio artístico y cultural, como también disfrutar de las bellezas paisajísticas que ofrece este entorno natural de León. 

Entre los lugares de interés se encuentran el Valle del Sil, los Montes Aquilianos y la Sierra de Gistredo, además de conocer las bellezas naturales que encierra la Sierra de los Ancares, reconocida como Reserva de la Biosfera.

Esta Ruta del vino del Bierzo es ideal para quienes desean practicar senderismo y realizar la ruta de La Mirada Circular, un excelente proyecto de turismo sostenible en El Bierzo que alberga un total de quince caminos que se extienden por las de trescientos kilómetros.

Por último pero no menos importante es la excelente gastronomía de la zona de El Bierzo con una amplia oferta culinaria utilizando productos cultivados en la comarca, incluyendo el botillo del Bierzo un famoso embutido de la zona.

domingo, 18 de septiembre de 2016

Vall de Laguar, es conocido popularmente como la Catedral del Senderismo en Alicante. Con el bonito entorno de la Vall de Laguar este destino es perfecto para los amantes del turismo rural. Un sinuoso desfiladero propone recorrer una de las rutas más singulares de la región, se trata del Sendero PR-V 147.

Conocido por su sobrenombre de Catedral del Senderismo debido a sus más de seis mil escalones excavados en la roca este recorrido de dificultad media, con buena señalización representa una aventura inolvidable para los amantes de la naturaleza. La ruta circular del sendero PR-V 147 tiene 14 kilómetros de extensión y 800 metros de desnivel recorriendo paisajes mediterráneos, que se convierten en grandes paredes verticales, cuevas y cañones formados por el río Girona.

Después de descender desde la Font de Reinós los senderistas llegan al al Barranco del Infierno, un lugar increíble que merece la pena conocer, lo mismo que las bellezas de las que puede disfrutarse durante todo el camino donde existen numerosas fuentes de agua.

Tanto Campell, Fleix como Benimaurell, son pintorescos pueblos rodeados caminos antiguos que cuentan un poco de la historia de esta región que fue en el pasado refugio de la cultura morisca que escapaba de las fuerzas cristianas.


Fueron estos pobladores los que construyeron caminos y senderos en la roca. Así, el recorrido de la Catedral del Senderismo es una ruta circular cuyo punto de partida y de final es la localidad de Fleix, por lo tanto puede hacerse en cualquier de los dos sentidos, dejando el coche en Fleix.

Si se sigue la dirección a Benimaurell, existe un desvío hacia la Font Grossa y lavadero de Fleix, que da inicio al recorrido con el ascenso por la vertiente contraria de un barranco que llega hasta el inicio del Barranc del Salt.

Una vez que se atraviesa El Forat, un agujero tallado en la roca, aparecen las escalares moriscas talladas en la roca y tras cruzar el barranco ya es posible comenzar a subir Juvees d’Enmig, llegando al Pou de la Juvea, lugar ideal para darse un refrescante baño.

El camino sigue por la Font de Reinós y por la zona de escalada del Barranc de l’Infern en Les Juvees de Dalt, para comenzar el descenso hasta el Barranc dels Racons y volver a subir hasta la Font dels Olbis y otra descender esta vez hasta el pueblo de Fleix finalizando la ruta.

Existen en la región de la Vall de Laguar, compuesta por Campell, Fleix y Benimaruell varias propuestas de excursiones de aventura que cuentan con profesionales de primer nivel y que permiten hacer descensos de barrancos y caminos de poza en poza siguiendo el curso fluvial del río Girona.