jueves, 30 de octubre de 2014

Cueva de Pozalagua

Situada a solo unos cincuenta kilómetros de Bilbao, la Cueva de Pozalagua, en las Peñas de Ranero y dentro del Parque Natural de Armañon en el municipio de Carranza es el lugar ideal para los amantes de la naturaleza y los aventureros que gustan de explorar estos espacios increíbles.

Esta cueva formada por diferentes tipos de piedras calizas que gracias al paso del tiempo presentan hoy numerosas estalactitas, estalagmitas, columnas y coladas, con un paisaje interior que ha permanecido inalterable por cientos de años.

Pozalagua fue descubierta en 1957 tras la voladura en la cantera de dolomía que la empresa Dolomitas del Norte explotaba en las Peñas de Ranero, sufriendo varias mutilaciones como consecuencia por la acción de la cantera pero que afortunadamente no han logrado deslucir la maravilla subterránea considerada como la cueva más bonita del continente europeo.


Abierta al público recién en el año 1991 es posible acceder a ellas tras salvar un desnivel de unos tres metros por medio de una escalera, mientras que el recorrido se realiza caminando sobre una pasarela metálica.

Tras ingresar a la cueva el recorrido se realiza entre formaciones de columnas y coladas de diversas proporciones, atravesando un lago desecado por acción de las voladuras de la cantera, finalizando la visita en un mirador desde donde es posible admirar la gran sala con toda su belleza y grandiosidad. 

En los últimos años quienes practican espeleología han descubierto en la Cueva de Pozalagua y una variada cantidad de elementos geológicos muy originales que cada año atrae a más turistas.

Un referente admirable tanto para quienes gustan del ecoturismo como de la espeleología la Cueva de Pozalagua en el País Vasco recibe hoy en día no solo visitantes de todos los puntos de España sino también de otros lugares de Europa.

martes, 28 de octubre de 2014

La ciudad de Vera muy cerca de la capital de Almería, ofrece a los viajeros amantes del ecoturismo la bonita Laguna de Puerto Rey, conocida popularmente como la laguna de Vera. Un precioso espacio que se convierte en el destino perfecto para los amantes de la naturaleza y de las actividades al aire libre ideal para disfrutar durante el otoño, la primavera o el verano.

Esta pequeña masa lacustre formada gracias al río Antas en su desembocadura en la playa de Vera se encuentra situada muy cerca de la zona conocida como El Playazo, siendo declarado como Lugar de Importancia Comunitaria gracias a su magnífico entorno.

Cañaverales y eneas forman parte del paisaje que embellece aún más esta zona de la laguna siendo además el hábitat natural de numerosas aves y en especial patos y cisnes que utilizan este espacio como sitio de descanso cuando realizan sus migraciones entre África y Europa.


Continuando hacia el norte de la laguna es posible disfrutar de la playa de Puerto Rey un extenso espacio que cuenta con unos dos mil metros de are, mientras que al sur se encuentra la Playa de Las Marinas en el límite con la localidad de Garrucha.

Una de las características que hacen más encantador esta zona es el gran paseo marítimo que sirve unión entre la laguna con el pintoresco pueblo pesquero, siendo un sitio ideal para una escapada de fin de semana, sobre todo para quienes disfrutan del birdwatching.

Por su parte, la ciudad de Vera remonta sus orígenes a los cartagineses, con una significativa historia que se refleja en los yacimientos donde abundan los vestigios de la Barea cartaginesa, de la Baria romana y también de la cultura musulmana. siendo hoy una localidad que no solo se destaca por sus paisajes sino también por su excelente propuesta gastronómica.

En Vera, además de una urbanización naturista que se extiende por un kilómetro en la costa también es posible disfrutar del único hotel naturista de Europa que incluye la playa nudista con más de dos kilómetros de longitud.

Y para quienes gustan también del turismo cultural puede visitar algunos de los monumentos más importantes de Vera como la Iglesia fortaleza de Nuestra Señora de la Encarnación y la Plaza de Toros, una de las más antiguas de España.