jueves, 2 de julio de 2015

El turismo rural como otros ámbitos del mercado de viajes y ocio ha debido también especializarse y brindar propuestas innovadoras a los potenciales clientes, sobre todo a aquellos que siempre están buscando conocer algo más relacionado con las actividades en contacto con la naturaleza.

El oleoturismo llega así como una novedad y una atractiva propuesta de ocio para aquellos turistas que desean acercarse y conocer la vida rural más tradicional. Aprovechando entonces las diferentes provincia de España que producen olivas y sus derivados nace esta oferta de turismo temático. 

Un tipo de turismo diferente, el oleoturismo está relacionado con el aceite de oliva, las aceitunas y los lugares donde se producen e incluye itinerarios con actividades como la cata de aceites vírgenes y visitas a una almazara para conocer de cerca cómo se lleva a cabo el prensado en frío tanto a través de las técnicas tradicionales como con las más modernas.

Las ofertas de oleoturismo están hoy disponibles en provincias como Andalucía, Castilla León, Castilla La Mancha, Aragón, Cataluña y La Rioja.


En todos estos destinos turísticos las propuestas de ocio relacionadas con la oliva y sus productos se desarrollan a través de visitas guiadas para conocer una almazara, audiovisuales explicativos, cata de productos y hasta talleres y cursos sobre el tema.

Esta nueva propuesta turística puede encuadrarse dentro de las que ya existen en diferentes destinos turísticos de España con ofertas gastronómicas o de enoturismo, haciendo de la alimentación y la cultura dos campos que se encuadran perfectamente en casi todas las actividades.

Dentro de los temas interesantes que pueden descubrir quienes decidan descubrir en el mundo del oleoturismo se destacan los cursos de cata y también los talleres que enseñan como macerar aceitunas, preparar especiales y deliciosos patés, además de una velada en un restaurante especializado que ofrece carta de aceites.

En las rutas de oleturismo también existe pintorescas tiendas rurales que se especializan precisamente en aceite de oliva virgen y dependiendo de la época del año también existe la posibilidad de asistir a alguna fiesta local relacionada con el aceite.

miércoles, 24 de junio de 2015

Turismo rural en Combarro, Galicia

Un viaje al pasado de Galicia, el pintoresco pueblo de Cambarro, a solo ocho kilómetros de Pontevedra y en la ría homónima es uno de los enclaves más bonitos de la región de las Rías Baixas. 

Arquitectura gallega popular, un casco antiguo magnífico y la armonía que otorga el agua y la roca de granito, en Combarro no solo podrás disfrutar de la historia y las viejas tradiciones sino también de hermosos paisajes.

Te sorprenderá el bello conjunto histórico de Combarro en el que los hórreos y los cruceiros son los grandes protagonistas y su casco antiguo declarado Bien de Interés Cultural ya que constituye una excelente muestra representativa de los elementos de la arquitectura tradicional de Galicia como son los hórreos, las casas marineras y los cruceros.


Lugares imprescindibles para conocer durante un paseo por Combarro son la plaza de San Roque, donde está la biblioteca y dos de los cruceros de la localidad, mientras que al llegar a la calle A Rúa, es posible admirar las tradicionales casas marineras, con sus estrechos soportales y balcones de piedra o madera.

Ya en la zona costera no solo se trata de disfrutar de las bonitas vistas sino también descubrir los emblemáticos hórreos. Existe una treintena de ellos muy bien conservados a pesar de haber sido construidos entre los siglos XVIII y XIX sirviendo como recuerdo del pasado de este pueblo de pescadores cuando eran utilizados para almacenar alimentos.

En julio, como es tradición en estas poblaciones marineras, se celebra el 16 de julio la fiesta de la Virgen del Carmen, un día donde los barcos se engalanan con banderas y flores protagonizando una emotiva procesión marítima.

Durante una visita a Combarro también se pueden realizar rutas de senderismo que recorren la zona y las poblaciones vecinas, estas rutas tantos pueden hacerse a pie, a caballo o en bicicleta.