viernes, 29 de enero de 2016

Vías verdes de España

España cuenta con una excelente oferta de turismo rural que incluyen rutas y vías verdes para disfrutar en pareja, con amigos o en familia. En esta oportunidad haremos referencia a las denominadas Vías Verdes de España, nombre que reciben los viejos trazados ferroviarios en desuso y que fueron acondicionados para que puedan ser recorridos a pie o en bicicleta.

En la recuperación de estas antiguos trazados de ferrocarril participaron diferentes instituciones incluyendo diputaciones provinciales, ayuntamientos y diversas entidades públicas y hasta hubo iniciativas privadas destinadas a promover el turismo rural en el país.

En la actualidad existen casi ocho mil kilómetros de vías en desuso en España y todas ellas ya han sido acondicionadas ofreciendo a los turistas más de sesenta vías verdes para recorrer, como por ejemplo:

Vía verde de la Sierra

Esta vía verde recorre Cádiz y Sevilla y en concreto parte de Puerto Serrano y Olvera en Cádiz pasando por la localidad de Coripe, Sevilla, siendo una de las mejores vías verdes de toda España con treinta y siete kilómetros de paisajes maravillosos. 

Verde de la Jara

En Toledo la vía verde de la Jara recorre entre otros espacios naturales maravillosos la Sierra de las Villuercas en una ruta cuyo itinerario lleva a los caminantes por la inacabada línea férrea de Talavera de la Reina a las Vegas Altas del Guadiana, en Extremadura.



Vía Ojos Negros

Esta es la vía verde más extensa de España con casi doscientos kilómetros de longitud partiendo de Sagunto, Valencia y se dirige hacia la provincia de Teruel atravesando Castellón y continuando por la vía del ferrocarril minero de Sierra Menera.

Vía del Ferro i del Carbó y vía del Carrilet, Girona

Estas dos vías verdes tienen la particularidad de unirse en Girona y presentan tramos de gran belleza paisajística, en especial la vía del Ferro i del Carbó que a través de doce kilómetros une las ciudades de Ripoll y San Joan de les Abadesses.

Además, al unirse ambas vías verdes es posible visitar también el Parque Volcánico de la Garrotxa, a las playas de la costa mediterránea.

Inmejorables paisajes, la posibilidad de disfrutar de la naturaleza, las vías verdes son un atractivo turístico para aprovechar durante la primavera o el otoño, solo es elegir la época y preparar el itinerario.

domingo, 10 de enero de 2016

La Breña y Marismas de Barbate

Ubicado en la costa atlántica de la provincia de Cádiz, el Parque Natural La Breña y Marismas de Barbate es un destino fascinante para los amantes del turismo rural. Se trata de un parque marítimo y terrestre de poco más de cinco mil hectáreas donde también se encuentra el magnífico acantilado de La Breña

Incluyendo los términos municipales de Vejer de la Frontera y Barbate este Parque Natural alberga los ecosistemas más representativos de la región ya que incluye sistemas marinos, acantilados, pinares, marismas y también algunos sistemas dunares.

Maravillosos paisajes de la costa atlántica gaditana La Breña y Marismas de Barbate impresiona por sus acantilados de más de cien metros de altura como el de la Torre del Tajo sorprendiendo a los visitantes con algunos manantiales de agua potable que ofrece una mayor riqueza paisajística al lugar.   
Si bien muchos turistas llegan hasta esta zona de Cadiz en busca de las bonitas playas también es un gran atractivo hacer una visita al núcleo urbano de Vejer, un pueblo blanco de la comarca de la Janda. 


Ya en el Parque Natural de La Breña y Marismas del Barbate los visitantes podrán disfrutar de espectaculares paisajes, sugerentes playas de arena blanca y lugares maravillosos donde también la mano del hombre ha creado torres almenares que sirvieron en el pasado como construcciones defensivas.

Lugar apropiado también para los amantes de las aves, en el Parque Natural La Breña y Marismas de Barbate podrán disfrutar de infinidad de especies como también descubrir la zona de la marisma que ha sido recuperada gracias a la acción del agua.

Así, la marisma del río Barbate, qe rodea la población homónima, es un punto de descanso elegido por las aves que realizan su ruta migratoria entre Europa y África, mientras que los pinares, que ocupan la mayor parte de la superficie del parque es el hábitat elegido por diferentes especies de aves que permanecen todo el año en esta región.

En la actualidad en toda la zona que ocupa La Breña y Marismas de Barbate se está fomentando el ecoturismo gracias a la creación de senderos y otras atracciones que resultarán de interés para los amantes de la naturaleza y las actividades al aire libre.